Retención de Tierra
Las técnicas y tecnología para la retención de la tierra ha evolucionado a partir de métodos relativamente simples de apuntalar a la armadura subterránea compleja para la estabilización permanente de cortes profundos y laderas.

Se utilizan muros estructurales de contención elaborados con pilas coladas in situ, tablestaca de acero o concreto, muro milan, pilotes secantes o muros estructurales de membrana para resistir las presiones laterales del suelo retenido y las estructuras adyacentes y evitar desmoronamiento del suelo, también se realizan anclajes a los muros o terreno para proporcionar apoyo lateral adicional a los muros de contención.